?

Log in

ultimately, · about · the · words · themselves


La voluntad de escribir

Recent Entries · Archive · Friends · Profile

* * *
2 La voluntad de escribir

• El escritor en el origen
• Lo que ha dicho –si se ha dicho algo- la teoría
o Aristóteles
o Romanticismo
o Modernidad
o Posmodernidad: La muerte del autor
• Lo que han dicho los escritores

Platón plantea en Ión la idea de que los escritores se sienten poseídos por una especie de furor que les dan las musas. El escritor pierde su identidad al escribir y la escritura se convierte entonces en una necesidad inevitable y sobrehumana.

Aristóteles inserta en la genética humana la razón de la imitación. Para él hay dos razones para la lectura: es placentera y se puede encontrar un añadido a la capacidad de comprensión.

En el Romanticismo se vuelve a la idea del Ión de que el hombre posee una pasión creativa que necesita traducir en signos. El artista está dotado de inspiración, pero no divina.

En la Modernidad la voluntad de escribir está asociada a un desconcierto que lleva a reinventar el arte y, para conseguirlo, hay que acabar con él.

Sigmund Freud consideró que el inconsciente era la parte decisiva del ser humano. A través de la sublimación del inconsciente el hombre puede vivir su vida. Los escritores organizan los elementos del inconsciente a través de la sublimación y la trasladan al ámbito compensatorio del arte. A través de este proceso lo que es un conflicto individual se universaliza y procura una satisfacción al escritor. Entiende la literatura como una forma de solucionar conflictos. Según el método psicocrítico, el escritor plasma su inconsciente en el texto y el psicocrítico intenta descubrir cómo en las palabras se transparentan los hechos profundos del escritor. La obra remite a una profundidad psicológica no ajena al lector, con la que puede identificarse y satisfacer ciertos deseos.

A partir de Freud surgen teorías que hacen suya la idea del inconsciente. El sistematizador de sus ideas literarias es Charles Mauron: primero coge diversas obras de un autor y las lee atentamente hasta detectar redes de obsesiones, después determina grupos de temas a partir de las obsesiones y sus interrelaciones para hacerse una idea de la personalidad del autor y, por último, llega a comprobar hasta qué punto esas redes de obsesiones están justificadas por la biografía del autor.

La Posmodernidad surge cuando los ideales de la Modernidad se derrumban, es la rebelión contra lo moderno. Se sienten decepcionados por los ideales y los niegan porque no encuentran nada que garantice que se puedan sostener. Defiende el escepticismo y el relativismo, afirma la igualdad de cualquier valor que tenga una presencia social. No hay una jerarquía de valores y estos se justifican porque son defendidos por cualquier grupo, por pequeño que sea. En vez de renegar del pasado, lo incorpora a su realidad.

En 1970 se propone la muerte del autor. Heidegger sugirió en Ser y tiempo que el lenguaje no es posesión del autor, sino que es más importante que él. El hombre es un mero intermediario.

Blanchot opina, en El espacio literario, que “la obra de arte no se remite inmediatamente al que la hubiera hecho”. Cuanto menos se sepa de la construcción de la obra y el autor, más se acercará a la obra. Según Blanchot, es Mallarme quien crea esta idea: la obra subsiste por sí misma. A esto se le ha llamado impersonalización creativa.

Para Barthes, el autor pierde su identidad cuando escribe: “escribir es la destrucción de la voz”.
* * *